Tubo de pasta de dientes

Navegando por Internet nos encontramos infinidad de curiosidades interesantes sobre temas relacionados con la odontología. En concreto nos gustó leer en el diario 20 minutos un artículo que desmontaba bulos sobre el significado de las marcas de colores que aparecen al final del tubo de la pasta de dientes.

A pesar de todas las explicaciones que se han dado sobre estas marcas de colores, tales como que identifican la composición del producto y otras, en realidad los colores que podemos encontrar en un tubo de pasta dentífrica o en la práctica mayoría de productos manufacturados son marcas necesarias en el proceso de impresión/fabricación de los envases y son conocidas como ‘marcas de ojo’, ‘marcas de color’ o ‘guías de registro’.

Estos registros también sirven (entre otras cosas) para que, en el proceso de fabricación de cualquier producto, el sensor pueda detectar cuándo debe cortar, doblar o prensar cada envase.

En el caso de la pasta de dientes, éstos se fabrican en una empresa que nada tiene que ver con la que después pondrá el contenido. Cada tubo se realiza en tiras muy largas y van todos unidos. Cada X centímetros (dependiendo del tamaño/capacidad del tubo) se le pone la correspondiente marca de ojo y, a partir de ahí, durante todo el proceso la máquina sabrá (al detectarlo) cuál es el tope o final del mismo.

El porqué es de colores diferentes depende del fabricante y/o producto. Cada uno tiene uno específico que le sirve como referencia para la trazabilidad y así poder detectar más rápidamente cualquier posible lote defectuoso. Por poner un símil, viene a ser como los puntos en relieve que hay en las botellas y envases de vidrio.

Si abrís vuestra despensa o alacena, y os ponéis a mirar envases de diferentes productos que allí tengáis, comprobaréis que en la mayoría de ellos también aparecen estas características marcas de colores o unas muy parecidas.

¿Os habíais fijado?

Write a comment:

*

Your email address will not be published.