Riesgos dientes deportistas

¿Sabías que practicar deporte no es lo mejor para tus dientes? Ojo, eso no quiere decir que te animemos a estar tirado todo el día en el sofá. Deberías hacer deporte porque es un hábito saludable. Igual que seguir una dieta sana y equilibrada. Pero también preocuparte por tu dentadura. Así que nuestro consejo es que especialmente si practica algún deporte intenso (running, triatlón, spartan, etc.) bebas mucha agua mientras entrenas, te laves bien los dientes al terminar de entrenar y visites periódicamente a tu dentista.

Y te lo contamos porque recientemente se ha publicado una investigación del Hospital Universitario de Heidelberg (Alemania) en The Scandinavian Journal of Medicine & Science in Sports que revela por qué el ejercicio físico afecta de forma negativa a la salud bucodental.

Frente a la creencia inicial de que los problemas en los dientes de los deportistas tenían que ver con las dietas ricas en carbohidratos que consumen, esta investigación ha demostrado que en realidad los problemas bucodentales tienen que ver con la producción de saliva. Mientras practicamos ejercicio no sólo producimos menos saliva de lo habitual sino que además la que producimos es mucho más alcalina. Y ese exceso de alcalinidad está directamente relacionado con la formación por ejemplo de placas de sarro en los dientes. La alcalinidad de la saliva está intimamente relacionada con la capacidad para neutralizar los ácidos. De ahí el problema. Los científicos pudieron comprobarlo después de tomar muestras de saliva de los participantes en este estudio antes y después de una carrera de 35 minutos.

Pero en realidad que los atletas profesionales tienen serios problemas de higiene bucal no es ninguna sorpresa. En las olimpiadas de Londres de 2012, un grupo de dentistas examinó la dentadura de 278 atletas participantes que provenían de distintas partes del mundo. Y la conclusión fue reveladora: la inmensa mayoría tenían caries, problemas en las encías y habían perdido el esmalte de los dientes.

Por último conviene aclarar que si buscas una excusa como decíamos al principio para cambiar el gimnasio por el sofá, este estudio no te servirá de mucho. Ya que tal y como los científicos han advertido, el problema no afecta a la mayor parte de población sino sólo a los deportistas que entrenan, como mínimo, nueve horas a la semana. Y desde luego mucho menos si sigues también los consejos del principio de este artículo.

Write a comment:

*

Your email address will not be published.