Halloween

Cuando llega esta época del año, muchos pacientes y amigos nos consultan, preocupados, cómo afrontar la fiesta de Halloween de sus hijos para que ésta no se convierta en la fiesta de las caries.

Bueno, nuestra respuesta siempre es la misma, don´t  panic, no nos alarmemos en exceso, es cuestión de aplicar el sentido común. Ese día habrá que dedicar un extra de atención al cepillado de dientes, sobre todo al más importante del día, el de la noche.

Además, hay una serie de trucos para proteger sus dientes de los efectos negativos de los dulces y las chuches. Hay algunas golosinas que son menos nocivas que otras así que elige los productos adecuados trata de administrarlos correctamente.

5 consejos:

  1. Evita los caramelos masticables. Por norma general, tienen una textura pegajosa que se adhiere a los dientes y favorece la aparición de caries.
  2. Ojo con el pica-pica, las lenguas o las coca-colas. Este tipo de chucherías tienen un componente ácido que favorece la corrosión del esmalte, dejando el diente expuesto a las bacterias que hay en la boca.
  3. Si contienen chocolate, mejor que sea chocolate puro o amargo, ya que presenta antioxidantes que previenen las infecciones y enfermedades de las encías.
  4. Chicles sí, pero con xilitol. Aunque no es muy habitual escuchar nada bueno sobre los endulzantes artificiales, en cuestiones de salud oral sí que se recomiendan los chicles con xilitol, un sustituto del azúcar que ataca a la placa bacteriana.
  5. Espera mínimo media hora antes de lavarte los dientes. Como ya os hemos explicado en otras ocasiones, cepillarse los dientes inmediatamente después de comer puede ser contraproducente. En lugar de eliminar los restos de comida y bacterias, solo conseguiremos esparcir los ácidos de los alimentos por la boca.

Bueno, ahora solo nos queda elegir un buen disfraz y disfrutar. ¿Truco o trato?

Write a comment:

*

Your email address will not be published.