Dientes teñidos

Ocurre a menudo que vienen pacientes a la Clínica quejándose de que sus dientes empiezan a amarillear y no entienden el motivo. Puede que no nos demos cuenta pero determinados hábitos y circunstancias hacen que nuestros dientes se tiñan de un color amarillo que suele estropear nuestra imagen. Y, es que, la boca es muy importante en una primera impresión.

  1. Lo primero y más importante es el consumo de determinadas bebidas y alimentos que están en nuestro día a día y poco a poco acaban tachando nuestros dientes. ¿Cuáles son? El café, el té, el vino tinto, los refrescos con burbujas…. Éstos últimos no manchan pero desgastan nuestro esmalte dental convirtiéndolo en vulnerable a cualquier mancha o agresión.
  2. Una buena higiene es vital para mantener nuestros dientes blancos y limpios. Ya sabes lo que hay que hacer. Un rato después de cada comida cepilla tus dientes durante dos minutos de forma circular. Termina con el hilo dental. También puedes usar un enjuague bucal con flúor.
  3. El alquitrán del tabaco es uno de los peores enemigos de los dientes. En este caso no hay duda, los fumadores no se libran. Pronto aparecerán esas antiestéticas manchas. Olvida el tabaco.
  4. Medicinas. Algunos fármacos que contienen un compuesto llamado tetraciclina manchan los dientes y los tiñen de un color grisáceo o marrón. También, la clorhexidina, una sustancia presente en los colutorios, indicados para las inflamaciones de las encías y tras las cirugías, usada de manera continua puede manchar los dientes.

¿Quieres arreglarlo? Consúltanos. Recuerda que no cerramos por vacaciones.

Write a comment:

*

Your email address will not be published.