dentista

Cuando llega el verano, los hábitos en el día a día de los niños cambian, en muchos casos, radicalmente. Ya no hay horarios estrictos y eso modifica muchas costumbres como la de la higiene dental, horarios, hábitos alimenticios e incluso las actividades físicas que, en ocasiones, se realizan sin control.

Y esos son precisamente los riesgos que entraña el verano para la salud bucodental de los más pequeños:

  1. En primer lugar, descuidar la higiene bucodental. Al tener una mayor flexibilidad de horarios es más fácil descuidar alguno de los tres cepillados diarios con el consiguiente riesgo de aumento de la placa bacteriana, caries y otros problemas.
  2. En segundo lugar el aumento del consumo de helados, batidos azucarados y refrescos con gas. Estos productos, además de contribuir también a un aumento de las caries, pueden erosionar el esmalte dental, en el caso de las bebidas carbonatadas, y producir sensibilidad dental.
  3. Y, en tercer lugar, el riesgo de daños físicos, contusiones y traumatismos que pueden afectar a la boca de los niños e incluso llegar a la pérdida de alguna pieza. Los laaaaargos días de verano hay que llenarlos con muchas horas de piscina, parque y otras actividades en la que los pequeños se desfogarán en algunos casos de forma demasiado enérgica. Cuidado con los golpes!

Por suerte, en la Clínica Dental de Alcantarilla, no cerramos en verano y podremos asesorarte y atenderte siempre que lo necesites.

Feliz Verano!

 

Otros posts que te pueden interesar:

6 alimentos veraniegos beneficiosos para tus dientes.

Write a comment:

*

Your email address will not be published.