problemas bucodentales

 

Según un artículo publicado por la Clínica Mayo de EEUU existen determinadas afecciones graves de la salud que podrían vincularse a problemas bucodentales. Entre ellas, destacan tres:

  • Endocarditis. La endocarditis es una infección de la capa interna del corazón (endocardio). Por lo general, la endocarditis se produce cuando las bacterias u otros gérmenes de otra parte del cuerpo, como la boca, se propagan a través del torrente sanguíneo y se adhieren a zonas dañadas del corazón.
  • Enfermedad cardiovascular. Algunas investigaciones indican que las enfermedades cardíacas, las arterias obstruidas y los accidentes cerebrovasculares podrían vincularse con la inflamación y las infecciones que se producen a causa de las bacterias bucales.
  • Embarazo y parto. La periodontitis está asociada con partos prematuros y bebés con bajo peso al nacer.
 Añaden que, por el contrario, hay algunos problemas de salud que pueden afectar de forma negativa a la salud de nuestra boca, entre ellas:
  • Diabetes. La diabetes reduce la resistencia del cuerpo a las infecciones, lo que representa un riesgo para las encías. La enfermedad de las encías parece ser más frecuente y grave entre las personas que tienen diabetes. La investigación indica que las personas que padecen enfermedad de las encías tienen mayor dificultad para controlar los niveles de azúcar en sangre y que la atención periodontal regular puede mejorar el control de la diabetes.
  • VIH y SIDA. Los problemas bucales, como las lesiones dolorosas en las mucosas, son frecuentes en las personas que tienen VIH o SIDA.
  • Osteoporosis. La osteoporosis, una afección que hace que los huesos se debiliten y se vuelvan frágiles, puede vincularse con la disminución de la masa ósea periodontal y la pérdida de dientes. Los medicamentos que se usan para tratar la osteoporosis conllevan un pequeño riesgo de sufrir lesiones en los huesos de la mandíbula.
  • Enfermedad de Alzheimer. A medida que la enfermedad de Alzheimer avanza, se observa un empeoramiento de la salud bucal.

Otras enfermedades que podrían estar asociadas con la salud bucal son los trastornos de la alimentación, la artritis reumatoide, el cáncer de cabeza y de cuello, y el síndrome de Sjögren, un trastorno del sistema inmunitario que provoca sequedad de la boca.

Antes de alarmarnos, ante la aparición de cualquier síntoma que pueda preocuarnos, debemos consultar a nuestro médico. No olvides pasar tus revisiones bucodentales cada 6 meses. Pide tu cita ya.

Write a comment:

*

Your email address will not be published.